Foto: Reuters

La tregua humanitaria de cinco horas declarada por el presidente ruso, Vladimir Putin, en Ghuta Oriental, un enclave rebelde asediado por las fuerzas gubernamentales cerca de Damasco, dependerá de que los “terroristas” cesen sus provocaciones, ha advertido este martes el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

“Dependerá de cómo se comporten los grupos terroristas, si siguen disparando y provocando”, ha sostenido Peskov tras ser preguntado sobre si la tregua podría extenderse, informa la agencia Sputnik.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el lunes una tregua humanitaria de cinco horas (entre las 9.00 y las 14.00 horas) en Ghuta Oriental, que entró en vigor esta mañana pero que no habría sido respetada.

Tanto el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos como testigos consultados por Reuters, han denunciado que se han producido bombardeos aéreos contra el enclave, mientras que un portavoz de la ONU ha denunciado que la continuación de los enfrentamientos ha impedido el envío de ayuda y la evacuación de heridos y enfermos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha acusado a los rebeldes de atacar el corredor humanitario creado para permitir la salida de civiles de Ghuta Oriental y de impedir que estos abandonen el enclave. La agencia estatal siria SANA también ha informado de ataques de los insurgentes.

SEIS HERIDOS EN DAMASCO

Además, según SANA, al menos seis civiles han resultado heridos en Damasco tras los disparos con morteros efectuados por los rebeldes desde Ghuta contra barrios residenciales.

En este sentido, Peskov ha lamentado que algunos de sus interlocutores pasen por alto las atrocidades perpetradas por los “terroristas” que controlan este enclave situado en los alrededores de Damasco. Rusia y Siria han denunciado que los rebeldes han atacado Damasco y sus alrededores, dejando varios muertos en la última semana.

“Es lamentable que a la hora de hablar acerca de la situación en Ghuta Oriental nuestros interlocutores ignoren las atrocidades de los terroristas que se refugian allí y mantienen como rehenes a la población civil”, ha sostenido el portavoz ruso.

En este sentido, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha confiado este martes en que quienes tienen influencia sobre la oposición armada en Siria les convenzan de que respeten la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que llama a una tregua de 30 días.

Lavrov ha lanzado este mensaje tras el encuentro mantenido en Moscú con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, quien ha instado a crear un mecanismo que permita controlar el alto el fuego en Siria y “observar si se cumplen todas las partes del acuerdo”.

Le Drian ha considerado positiva la tregua declarada por Rusia. “En el transcurso de cinco horas diarias se podrá entregar un convoy humanitario”, ha resaltado, según Sputnik, aunque ha reconocido que “sería mejor que se tratase de las 24 horas diarias”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.