Unas prácticas en la Serra de Tramuntana de los Bomberos de Mallorca se vieron interrumpidas de mala manera. Uno de los participantes sufrió un accidente mientras ascendía por una pendiente escarpada en el canal de Sa Coma Fosca el pasado miércoles. El helicóptero de la Guardia Civil tuvo que acudir al rescate del hombre, quien se había torcido un tobillo.

El Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil recibió un aviso de la central de Bomberos del Consell de Mallorca. Uno de sus componentes se había accidentado en el canal de Sa Coma Fosca, al noroeste del Puig Major. Una lesión en un tobillo le impedía continuar a pie. Sus compañeros inmovilizaron al herido y lo abrigaron para que no entrara en hipotermia, pues aún había nieve sobre el terreno.

De esta forma, movilizaron de inmediato un vehículo terrestre del GREIM y avisaron al helicóptero de la Benemérita. Dio la casualidad de que entonces estaba en Ibiza realizando labores de Seguridad Ciudadana. En seguida que recibió la alerta se dirigió a Mallorca. Su presencia era indispensable, pues el terreno hacía muy complicado evacuar por tierra al herido.

Una vez llegaron los componentes del GREIM a este punto de la Serra de Tramuntana, prepararon al herido para la evacuación aérea en cuanto llegara el helicóptero, conocido como el Cuco. Cuando la aeronave alcanzó al equipo de rescate, subieron rápidamente al herido y fue trasladado al hospital de Son Espases. Su situación no revestía gravedad, pero con la nieve le estaba entrando frío.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.