@earthquakevt

El terremoto de magnitud 7,2 en la escala de Richter ha sacudido este viernes el suroeste de México y ha dejado hasta el momento a cerca de un millón de hogares sin electricidad, según ha informado el diario local ‘El Universal’.

El director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Hernández, ha informado de que unas 998.000 viviendas se han quedado sin suministro eléctrico debido al seísmo, que ha sido registrado a las 17.39 de la tarde (hora local).

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, según sus siglas en inglés) ha indicado que el epicentro, que se encuentra en el estado de Oaxaca, está a 37 kilómetros de Pinotepa de Don Luis y ha explicado que el hipocentro se encuentra a 24,6 kilómetros de profundidad.

En el estado de México unas 200.000 viviendas y comercios se han quedado sin luz, especialmente en el municipio de Ecatepec, mientras que en el estado de Guerrero son 154.000 los inmuebles afectados, frente a los 110.000 que se han quedado sin electricidad en Oaxaca.

Por otra parte, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ha asegurado que no hay riesgo de tsunami tras el seísmo. Tampoco se conoce si existen heridos o víctimas mortales, pero las autoridades han señalado que algunas viviendas han sufrido daños.

El USGS ha indicado que se han registrado al menos 59 réplicas en la zona, una de ellas de magnitud 5,9.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha informado de que se han activado los protocolos de Emergencia. “Tratándose de un sismo de más de 7 grados, por protocolo se instala el Comité Nacional de Emergencias en el Centro Nacional de Prevención de Desastres”, ha señalado el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

El coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, ha explicado que se han activado los protocolos de seguridad en al menos cinco estados mexicanos tras el terremoto. Los estados en cuestión son Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Puebla y Ciudad de México.

El 19 de septiembre de 2017 México fue sacudido por un seísmo de magnitud 7,1 en la escala Richter, que se saldó con más de 300 muertos y numerosos heridos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.