La Ejecutiva Federal del PSOE ha descrito este lunes como “legal y constitucional” el decreto que ha preparado el Gobierno balear, presidido por la socialista Francina Armengol, y que exigirá el catalán como requisito para médicos, enfermeros y otros profesionales de la Sanidad pública.

En rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, se ha negado a convertir el debate sobre la coexistencia de las lenguas en “objeto de política ni de confrontación”.

“Las decisiones que se adoptan en cualquiera de nuestros gobiernos autonómicos, incluido el de Baleares, son legales y constitucionales, y si no lo fueran así no estarían en vigor. Abrir brechas y bandos con las lenguas es un mal camino”, ha advertido.

Calvo ha hecho un llamamiento para que España viva “con normalidad y respeto el uso de sus cuatro lenguas y fundamentalmente el uso común del castellano”.

“Y las normativas que existen en nuestro país, en cualquier Comunidad Autónoma sobre cualquier asunto, incluida las lenguas, mientras que sean legales y constitucionales forman parte de la realidad constitucional de nuestro país”, ha incidido.

La ‘número cuatro’ del partido se ha mostrado radicalmente en contra de abrir “debates de enfrentamiento con las lenguas, que es muy fácil de hacer, y muy difícil luego de aplacar”.

Calvo ha evitado juzgar si la medida del Gobierno balear es oportuna y si podría dificultar que se cubran las plazas necesarias en la Sanidad pública balear, pero ha advertido de que lo importante es “mejorar la sanidad que ha recortado y asfixiado tanto el PP”.

Este domingo, unas 2.500 se manifestaron en Palma en contra de la imposición de este requisito en el sistema público sanitario de Baleares, que ni siquiera está vigente en Cataluña, entre otras cosas porque temen que impida la llegada de buenos profesionales a las islas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.