La portavoz del PP en Cort, Margalida Durán, ha anunciado que tras haber estudiado el borrador de la nueva de ordenanza de vía pública su grupo no la apoyará porque “no es más que la consolidación de la obsesión del equipo de gobierno contra las terrazas de Palma”.

En rueda de prensa, Durán ha dicho que es “una imposición vestida de consenso” a la que dicen “no” y ha afirmado que “si se aprueba la ordenanza” tal como la han recibido, la derogarán en cuanto entren a gobernar porque es un ataque “a la dinamización económica”.

Durán ha lamentado que se haya impedido participar a la oposición durante dos años y medio y que en el último momento “les entren las prisas por aprobar una ordenanza absolutamente dañina para la ciudad”.

El regidor Javier Bonet, también presente en la rueda de prensa, ha anunciado que el PP presentará una proposición en el próximo pleno en la que se pedirá que no se apruebe la ordenanza de vía pública si no hay un consenso real con todas las partes y un informe detallado sobre el impacto económico de la ordenanza.

Además, la iniciativa pedirá que el artículo 80 de la actual ordenanza, que hace referencia la regulación de la venta ambulante, y con la nueva norma se elimina, quede incluido en otra norma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.