El pleno del Parlament ha rechazado este martes una proposición no de ley (PNL) presentada por el PP, con la que pretendía que la Cámara manifestara su apoyo a la figura de la prisión permanente revisable.

La iniciativa ha sido rechazada con 19 votos a favor, 30 en contra y cinco abstenciones. PSIB, MÉS y Podemos han explicado que consideran que la prisión permanente revisable –que califican como un “eufemismo” de la cadena perpetua– contradice el principio constitucional de reinserción. Además, han acusado al PP de “populismo” y de “utilizar a las víctimas”.

El encargado de defender la moción ha sido el diputado del PP Juan Manuel Lafuente, que ha mantenido que la prisión permanente revisable “se hizo más necesaria con la derogación de la doctrina Parot”.

“Lo que es permanente es el dolor de las víctimas, los padres de los asesinados. Por muchas leyes que aprobemos, por muchas leyes que se impongan, no cabe la revisión”, ha argumentado el diputado, que ha recordado las encuestas que apoyan la figura.

Según el PP, “no se trata de promover una cadena perpetua” sino de “proteger a la sociedad de delincuentes excepcionalmente peligrosos”.

Cs había planteado una enmienda que no ha sido aceptada por lo que no ha dado apoyo a la PNL. El portavoz, Xavier Pericay, ha manifestado que desde el partido se proponen reformar la prisión permanente revisable “para corregir sus deficiencias y garantizar el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas en los casos de especial gravedad”.

“La gran laguna del sistema penal es que algunos condenados por delitos graves puedan obtener un tercer grado a los pocos años de haber entrado en la cárcel”, ha apostillado Pericay.

Por su parte, el diputado del PI Josep Melià ha recalcado que los expertos coinciden en que el aumento de las penas “es puramente simbólico” por lo que “no tiene efectividad práctica” para reducir la criminalidad. También ha acusado al PP de escuchar a las encuestas sólo “cuando están de acuerdo” con sus planteamientos.

Así, el PI y Cs se han abstenido y el resto de partidos han votado en contra. La diputada de Podemos, Marta Maicas, ha afirmado durante el debate que la prisión permanente pone en cuestión el Estado de Derecho y “convierte en ley la excepción en lugar de atender al principio de reinserción”.

Además, Podemos ha acusado al PP de no impulsar políticas para solucionar el machismo y “que no vuelvan a repetirse hechos” como los del asesinato de Diana Quer. “Las queremos vivas y no muertas con las prisiones llenas”, ha concluido.

Desde MÉS per Mallorca, el diputado Biel Barceló ha acusado al PP de “populismo” y de “mediatizar la opinión pública” para dar apoyo a esta medida “que no es más que un eufemismo de la cadena perpetua”.

En la misma línea se ha expresado el diputado de MÉS per Menorca Josep Castells, que ha reprochado a los ‘populares’ su “instrumentalización del Parlament para hacer de palmeros de lo que están discutiendo en Madrid”, recordando que la comunidad autónoma no tiene competencias en materia penal.

Finalmente, la diputada del PSIB, Maria José Camps, ha censurado que el PP utilice el “dolor de las víctimas” y caiga en la “falacia de la no reinserción” para “tapar sus vergüenzas y recuperar votos perdidos”. “¿Es justicia o es venganza?”, se ha preguntado.

La PNL también buscaba instar a los grupos parlamentarios con representación en el Congreso de los Diputados a que reconsiderasen su postura sobre la derogación de la prisión permanente revisable y trasladar estos acuerdos al Ministerio de Justicia, además de a los grupos políticos del Congreso y el Senado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.