El chico de 35 años que desapareció en Marratxí este martes ha sido encontrado en buen estado de salud. Este viernes por la madrugada fue hallado desorientado por Santa Ponça.

Un conocido que había visto la noticia por las redes sociales le vio por Santa Ponça. Así, llamó a su hermano y fue localizado, por lo que ya ha podido volver a casa.

El martes por la tarde, el joven salió de su casa para echar la Primitiva y comprar pan. En principio era cosa de unos pocos minutos, pero se retrasó. Al ver que no llegaba, contactaron con él y dijo que se iba al hospital porque habían ingresado a su pareja. Pero poco después dejó de responder a las llamadas. A partir de las nueve de la noche ya no había forma de hablar con él. La familia había denunciado esta situación este jueves ante la Guardia Civil.

La familia habló ya con amigos, otros parientes y con gente de su trabajo, pero las pistas no llegaron hasta que empezaron a difundir lo sucedido por las redes sociales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.