El Parlament ha aprobado este martes la proposición no de ley (PNL) presentada por los grupos parlamentarios de Podemos, MÉS per Mallorca y MÉS per Menorca relativa a garantizar el sistema público de pensiones, que insta al Gobierno central a crear un impuesto a la banca y a las transacciones financieras.

Asimismo, esta iniciativa, que ha sido aprobada con la incorporación de algunas enmiendas transaccionadas de la diputada Xelo Huertas y del Grupo Socialista, pide al Ejecutivo estatal la aprobación de una ley de igualdad laboral con el objetivo de eliminar la brecha salarial y, por tanto, de cotizaciones.

Además, también insta a modificar la estructura productiva del país y avanzar en una legislación laboral que elimine la precariedad y disminuya el paro, incrementando así las cotizaciones sociales que permitan la viabilidad del sistema de pensiones; e incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 años que no reciben otra pensión pública hasta conseguir el 60 por ciento de la base reguladora, una medida que afecta mayoritariamente a las mujeres.

Desde el Parlament se ha instado a los grupos parlamentarios con representación estatal a llevar a cabo la propuesta de devolver la edad de jubilación de los 65 años a la Comisión del Pacto de Toledo, así como facilitar a los autónomos y hacer posible la jubilación anticipada en buenas condiciones y sin descuentos para aquellas personas que hayan cotizado más de 40 años.

Esta moción también insta al Gobierno a poner en marcha mecanismos que puedan compensar el hecho de que Baleares tenga unas pensiones más bajas que otras Comunidades Autónomas, revalorando las pensiones no contributivas y las pensiones más bajas.

Por último, se ha solicitado que ninguna pensión se establezca por un importe inferior al umbral de pobreza calculado a partir de parámetros objetivos como el Índice Eurostat o del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre otras propuestas.

Asimismo, el diputado ‘popular’ Santiago Tadeo ha asegurado que el sistema de pensiones debe ser un sistema “sostenible, equitativo y solidario” y ha criticado que el Partido Socialista fue el que “congeló las pensiones, tomando la decisión unilateral en contra de lo acordado en el Pacto de Toledo”. Así, ha incidido en que el PSOE “privó de 2 millones de euros a los pensionistas mientras disponía de 66,8 millones de euros”.

Tadeo ha explicado que “las políticas de reactivación de la ocupación del PP son las que mejor garantizan la continuidad del sistema de pensiones porque impulsa la afiliación a la Seguridad Social” y que “actualmente hay más pensiones que nunca y que la pensión media se ha incrementado un 16 por ciento desde 2011”.

Desde el grupo socialista han definido que el sistema de pensiones como “un pilar fundamental en el estado de bienestar” que deba “asegurar que las prestaciones por jubilación sean suficientes; que los jubilados de ahora y del futuro puedan vivir”.

El diputado socialista, Enric Casanova, ha criticado la política del PP en materia de pensiones y ha asegurado que “las pensiones de hoy están hipotecadas y las de mañana, en peligro”. Por ello, ha mostrado su apoyo a las distintas protestas contra “la ridícula subida de las pensiones”.

En este sentido, la diputada de Cs en el Parlament, Olga Ballester, ha informado que “uno de cada cuatro trabajadores vive en la precariedad con contratos basura”, por lo que “si no se modifica el modelo laboral que acabe con la precariedad y la inestabilidad, no conseguiremos la sostenibilidad del sistema de pensiones”, al que se ha referido como “sistema ultraprecario”.

“El sistema es un pilar básico del estado de bienestar que no se arregla con parches. Sin una vida laboral digna, no habrá pensiones dignas”, ha declarado Ballester.

Por su parte, desde el Grupo Parlamentario Mixto han criticado que “Zapatero congeló las pensiones y aumentó la edad de jubilación” y que “en la legislatura del PP solo se han aumentado las pensiones un 0,26 por ciento”, lo que les ha parecido “una ofensa para todos los pensionistas”.

Durante el debate, el Grupo Parlamentario de El PI se ha sumado a la “denuncia de esta situación injusta” y ha asegurado que España tiene un “problema en sus pensiones futuras por su demografía”.

Sin embargo, han criticado el punto de recuperar la edad de jubilación ordinaria en 65 años, ya que “de cada vez la gente vive más años y hay gente que con 65 años puede seguir trabajando”, ha concluido El PI.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.