El Ministerio de Justicia ha emitido un total de 3.982.209 certificados de antecedentes por delitos sexuales en los años 2016 y 2017, y algo más de un millar de ellos eran positivos, es decir, de personas que en algún momento fueron condenadas por abusos o agresiones de este tipo.

Desde el año 2015 y en virtud de las leyes de Protección de la Infancia, es obligatorio que todo aquel que quiera trabajar en contacto directo con menores de edad acredite que no tiene antecedentes penales por delitos sexuales contra los niños, entre otros.

Para ello, estas personas han de solicitar al Ministerio de Justicia un certificado de sus antecedentes, que se expide a partir del Registro de Delincuentes Sexuales. En esta base de datos figuraban a 31 de enero de este año un total de 43.988 personas.

Desde 2016, Justicia ha expedido 1.149 certificados positivos, 48 de ellos este mes de enero, instados por personas con antecedentes por delitos sexuales que o bien ya estaban trabajando con menores y debían presentar a sus jefes la certificación o que se disponían a hacerlo y necesitaban contar con el documento.

El certificado de delitos de naturaleza sexual puede solicitarse mediante una solicitud presencial en las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, en los registros de cualquier órgano administrativo que pertenezca a la Administración General del Estado, Administración Autonómica y Administración Local y en el Centro de Atención al Ciudadano de Madrid.

También es posible solicitar este documento por Internet a través de la Sede Judicial Electrónica del Ministerio de Justicia con certificado digital electrónico o DNI electrónico, o por medio de la Plataforma de Intermediación de Datos del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.