El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha asegurado este martes que en el Govern no son “anticlericales ni sectarios” y ha avanzado que apelarán ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) sobre la reducción de las horas de Religión, desfavorable al Ejecutivo autonómico.

En respuesta a una pregunta de la diputada del PP Núria Riera, March ha afirmado que el Govern “siempre acata las sentencias” pero eso no impide que utilice “los instrumentos legales” para recurrir. “¿Eso es estar en contra de la legalidad?”, se ha preguntado.

El conseller también ha apuntado que hay más de 30 centros de Baleares que tienen media hora más de Religión. “Hemos puesto una hora mínima de Religión y algunos centros quieren media hora más”, ha explicado.

Además, March ha recordado que para Ceuta y Melilla el Ministerio dictó normas de tres cuartos de hora de la asignatura de Religión. “Eso debe ser ilegal”, ha ironizado.

Sin embargo, ha continuado el conseller, en Aragón un tribunal ha avalado que esta posibilidad de tres cuartos de hora de Religión “no es ilegal” por lo que cree conveniente “unificar jurisprudencia”.

De hecho, ha destacado que la sentencia del TSJIB incluía un voto particular de uno de los magistrados que daba la razón a la Conselleria.

Además, ha asegurado que la política del PP en este apartado “era un auténtico caos” y que “lo que fue un gran problema fue la Lomce” porque “pasó la Religión a un estatus superior”.

Por su parte, Riera ha emplazado al conseller a que “diga la verdad” y “respete” las sentencias y el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos. “Que el estado sea laico y usted sea laico no quiere decir que tenga que ser antirreligioso”, ha concluido la diputada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.