Los vecinos de Cala Gamba, hartos de la degradación de su paseo

Los vecinos de Es Coll d’en Rabassa están hartos de la situación que viven en Cala Gamba. Se les hace imposible pasear por primera línea porque está en “malísimas condiciones”, según denuncian.

Desde hace ya medio año, el paseo de Cala Gamba se está hundiendo, expresan con indignación algunos vecinos que han contactado con Crónica Balear. De esta forma, pusieron vallas para evitar que los viandantes se pusieran en peligro. Pero, según relatan, no se ha llevado a cabo ninguna reforma aún. Además, en diciembre tuvieron que cortar el alumbrado público en la zona porque se había venido abajo un muro tras un temporal y esto había dejado al descubierto cables eléctricos.

Ante tales molestias, los residentes se sienten “muy mal”. “Los ciclistas no pueden pasar por su carril”, comentan, ya que está vallado en parte. De esta forma, invaden tanto ellos como los transeúntes la calzada para los automóviles. Aunque estos van a baja velocidad en ese punto, los coches tienen que ir con precaución para evitar chocar con alguien.

“Ya pusieron quejas en el Ayuntamiento y desde hace más de seis meses seguimos así y cada vez va a peor“, comentan. Además, los ciudadanos no han observado que se iniciara ninguna obra. “Al contrario, pusieron la valla que con los temporales se está cayendo”.

Cala Gamba es una zona bastante frecuentada, muchas personas van a caminar por allí. “Es un paseo tanto para los vecinos del Coll como para los enfermos del hospital de Sant Joan de Deu que pasean con sus familiares” y también es un punto “de paso de gente que viene desde Can Pastilla a Arenal o viceversa”.

En diciembre, el Partido Popular denunció el estado de “máxima degradación” de Cala Gamba y los peligros que puede suponer para los viandantes. Además, criticó que Cort no hiciera nada para arreglarlo.

Compartir

No hay comentarios

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.