La banca, el sector más denunciado por los consumidores en 2017

La banca alcanzó en 2017 un máximo histórico en reclamaciones por parte de los usuarios acaparando el 63,7 por ciento de las denuncias, seguidas de las compañías de telecomunicaciones y el sector de la automoción, con el 10,3 por ciento y el 5 por ciento, respectivamente, según un estudio realizado por Facua-Consumidores en Acción.

En rueda de prensa, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha informado de que el pasado año se dispararon el número de consultas y reclamaciones planteadas por los consumidores, alcanzando las 86.847. Según este ranking, la banca fue el sector que recibió el mayor número de reclamaciones con diferencia, seguida de las telecomunicaciones y la automoción. Las denuncias de este último, protagonizadas en su mayoría “por el fraude en la manipulación de los motores del grupo Volkswagen”.

El balance de la asociación pone de manifiesto que en 2017 las reclamaciones crecieron en un 41,7 por ciento sobre el año anterior, pasando de 16.022 en 2016 a 22.703 en el pasado ejercicio. En cuanto a las consultas planteadas por los consumidores, la cifra alcanzó las 64.144; un 64 por ciento por encima de las 39.106 recibidas un año atrás.

El portavoz de Facua ha considerado “escandalosa” la falta de actuaciones de las autoridades con competencia en protección de los consumidores a nivel estatal y autonómico ante los “gravísimos fraudes” que se vienen produciendo estos últimos años. De hecho, se ha quejado de la “pasividad” de las administraciones que obliga a judicializar los fraudes masivos, como ha ocurrido con el dieselgate y las cláusulas suelo, entre otros.

EN CIFRAS

Según la organización, los casos contra bancos y entidades financieras alcanzaron la cifra de 14.466, fruto de la avalancha de denuncias por los fraudes de la cláusula suelo y la imposición al consumidor del pago de los gastos de la formación de la hipoteca. Fueron el 63,7 por ciento del total de reclamaciones, lo que supuso un incremento de casi 57 puntos porcentuales sobre el año anterior, cuando supusieron el 7 por ciento. En cuanto a las consultas relacionadas con la banca, 36.477 consumidores acudieron a la asociación para asesorarse sobre sus derechos ante prácticas abusivas.

En el caso del segundo sector del ranking, el porcentaje de reclamaciones contra compañías de telecomunicaciones representó cinco puntos menos que en 2016, situándose en el 15,3 por ciento frente al 10,3 por ciento del año anterior. Junto a las subidas fraudulentas de tarifas aplicadas por las principales compañías, destacaron las denuncias por incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. Asimismo, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta son otras de las quejas planteadas por los consumidores.

Por su parte, el grupo Volkswagen volvió a protagonizar un elevado porcentaje de reclamaciones, hasta tal punto que provocó que el sector del automóvil se situase en tercera posición, con el 5 por ciento. En 2016, el fraude de la multinacional alemana situó al sector a la cabeza de las denuncias en la organización, con el 51,5 por ciento.

El cuarto sector en porcentaje de reclamaciones fue el energético. Las compañías de electricidad y gas provocaron el 4,4 por ciento de las quejas, motivadas principalmente por irregularidades en las facturas y fraudes en la contratación. Los engaños de los comerciales “puerta a puerta” continúan a la orden del día, provocando el cambio de compañía o de la tarifa contratada. “Lo hacen con reclamos que van desde una tarifa supuestamente más barata que en realidad encarece los recibos hasta pidiendo la firma del usuario para aprobar una ficticia reparación del contador y que en realidad no es más que un nuevo contrato”, ha denunciado Sánchez.

En quinto lugar en el ranking de quejas se situó el sector asegurador, con el 2,5 por ciento. Por último, siguieron los transportes –fundamentalmente el aéreo, con el 2,2 por ciento– y la compra y reparación de electrodomésticos, con el 1,9 por ciento.

Compartir

Hay un comentario

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.