La Guardia Civil, a través de la Patrulla de Fiscal y Fronteras (Pafif), ha inspeccionado varios comercios de alimentación de Palma, Calvià y Llucmajor, y, como resultado de las inspecciones, ha intervenido 635 productos alimenticios caducados que se encontraban expuestos a la venta en estos establecimientos.

Entre los alimentos intervenidos se encuentran varios envases de leche en polvo infantil. Además, se han retirado de la venta otros alimentos por infracciones en el etiquetado, ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Los productos y las actas confeccionadas por la Guardia Civil serán enviados a la Conselleria de Salud, organismo encargado de adoptar las medidas pertinentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.