Un conductor ha protagonizado una peligrosa persecución en Palma durante la madrugada de este lunes. El hombre se dio a la fuga a gran velocidad después de que la Policía Local le diera el alto. Los agentes pudieron coger al individuo después de que sufriera un accidente. Tras esto, se justificó diciendo que no podía parar porque el pedal del gas estaba bloqueado. El varón quedó detenido.

Una patrulla de la Policía Local vio a las 4:20 horas el coche circulando a gran velocidad por la calle Simó Ballester, donde se ubica la jefatura de la Policía Nacional. Los agentes intentaron darle el alto, pero este continuó su marcha ignorando sus indicaciones. Así, se dirigió por las calles Miquel dels Sants Oliver, Andreu Torrens y General Riera. En algún punto incluso llegó a circular en sentido contrario. Y todo esto a velocidades que alcanzaron los 100 km/h y que hacían que el coche perdiera el contacto con el asfalto en algún salto.

Finalmente, el hombre se estrelló contra una farola y un árbol, lo que ocasionó importantes daños en el turismo. No podía seguir con el coche, así que optó por escapar a pie. Sin embargo, los policías ya no tardaron en darle caza y a los pocos metros ya lo habían cogido. El individuo opuso una gran resistencia y se enfrentó a los agentes, lo que les obligó a reducirlo. El infractor es un joven de unos 23 años de nacionalidad dominicana, identificado como David Daniel D.

A partir de entonces, los policías empezaron a comprobar la documentación del coche. Los papeles estaban en regla y figuraba a nombre de un amigo del conductor. Asimismo, le realizaron la pertinente prueba de alcoholemia, en la que dio negativo.

Tras esto, el hombre quiso excusarse por su conducta. Según su versión, el pedal del acelerador estaba bloqueado, lo que le impedía frenar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.