Foto: Reuters

El austriaco Marcel Hirscher ha conquistado su segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang (Corea del Sur) en la prueba de eslalon gigante de esquí alpino durante la duodécima jornada de competición, en la que el noruego Simen Hegstad Krueger se ha colgado su tercera presea de la cita al ganar el relevo 4×10 kilómetros de esquí de fondo.

Hirscher, seis veces ganador de la Copa del Mundo, cumplió las expectativas y se llevó el oro con un tiempo final de 2:18.04, 1:27 más rápido que el noruego Henrik Kristoffersen, que se adjudicó la plata tras una gran remontada en la segunda manga después de ser décimo en la primera -y primero en la segunda-, y del francés Alexis Pinturault, bronce.

De esta manera, el austriaco, de 28 años, suma su segunda medalla dorada en estos Juegos a la conseguida en la prueba combinada, y este jueves tendrá la oportunidad de conseguir la tercera en el eslalon.

Si lo logra, igualaría los ‘tripletes’ de su compatriota Toni Sailer en los Juegos de Cortina d’Ampezzo 1956 y del francés Jean-Claude Killy en Grenoble 1968, ambos en eslalon, eslalon gigante y descenso, cuando sólo se disputaban estas tres pruebas.

Mientras, en el relevo 4×10 kilómetros de esquí de fondo, Noruega conquistó el oro, un resultado que sirve a Simen Hegstad Krueger para colgarse su tercera medalla en PyeongChang -unida al oro del relevo 4×10 kilómetros y la plata de los 15 kilómetros estilo libre-. El equipo escandinavo, en el que también formaban Martin Johnsrud Sundby, Johannes Hoesflot Klaebo y Didrik Toenseth, se impuso a Rusia, que compite bajo la bandera olímpica, y Francia.

Por su parte, la ‘foto finish’ tuvo que desvelar el campeón de la prueba de 15 kilómetros con salida en masa de biatlón, que finalmente resultó ser el francés Martin Fourcade, que conquistó su cuarta presea dorada en unos Juegos. El galo, que ya había conquistado el oro en la prueba de persecución sobre 12,5 kilómetros, venció por delante del alemán Simon Schempp, plata, mientras que el podio lo cerró el noruego Emil Hegle Svendsen.

En esquí acrobático, el noruego Oystein Braaten reinó por primera vez en la prueba de ‘slopestyle’, en la que el estadounidense Nick Goepper y el canadiense Alex Beaulieu-Marchand se colgaron la plata y el bronce, respectivamente.

En la disciplina de ‘aerials’, el ucraniano Oleksandr Abramenko sumó un nuevo éxito a su triunfo en la Copa del Mundo proclamándose campeón olímpico. Sus 128.51 puntos le valieron para superar al chino Zongyang Jia (128.05) y al ruso Ilia Borov (122.17), que completaron el podio.

Por último, la japonesa Nao Kodaira se llevó la medalla de oro en la prueba de 500 metros de patinaje de velocidad con un crono de 36.94 que establece un nuevo récord olímpico. La nipona se subió a lo más alto del cajón junto a la surcoreana Sang-Hwa Lee, plata, y la checa Karolina Erbanova, bronce.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.