Ministerio de Seguridad de la Nación Argentina

La Gendarmería argentina ha llevado a cabo este jueves un operativo en la Embajada de Rusia en Buenos Aires para desmantelar una red de narcotráfico descubierta a raíz de una denuncia del propio embajador y que se ha saldado con la incautación de 400 kilos de cocaína y varios detenidos.

El embajador, Viktor Koronelli, alertó en 2016 a las autoridades argentinas sobre la presencia de una serie de bultos sospechosos en el inmueble adjunto a la misión diplomática dando pie así a una investigación que ha durado más de un año y que ha llegado hasta Rusia, según informa el diario ‘Clarín’.

Los agentes descubrieron un cargamento de 398 kilos de cocaína escondido en doce valijas diplomáticas y diseñaron una estrategia para dar con todos los miembros de la red de narcotráfico, incluida la rama rusa. Para ello, hicieron un envío falso a Rusia –en maletas cargadas de harina– en el que instalaron un GPS.

La operación ha concluido este jueves con la detención de tres personas en Rusia y varias en Argentina, incluido un subinspector de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.