Foto: Reuters

El tenista español Guillermo García López se ha llevado este jueves el duelo fratricida ante Pablo Carreño por 7-6(5), 1-6, 7-6(6) en los octavos de final del torneo de Buenos Aires, de categoría ATP 250 que se disputa sobre tierra batida y dotado con 568.000 euros en premios.

El tenista de La Roda mantuvo la templanza en el definitvo ‘tie-break’ del tercer set y en la cuarta pelota de partido se acabó llevando el billete para los cuartos de final del torneo argentino. La muerte súbita también fue protagonista en el primer set, donde ambos perdieron su saque dos veces y acabó deciendo la fortaleza del albaceteño para adelantarse.

Pese al jarro de agua fría, el asturiano, segundo cabeza de serie del torneo y décimo jugador del mundo, se recompuso en la segunda y desplegó su mejor versión para igualar el partido con un contundente 6-1. García López no pudo poner a salvo el servicio y esta dinámica continuó en el definitvo set, donde Carreño se adelantó con una rotura.

El manchego reaccionó y devolvió el ‘break’ en el siguiente juego. Aunque el intercambio de roturas continuó, esta vez en favor del gijonés, que sacó para ganar el partido con el 5-4 a favor. Desaprovechó la ocasión y García López certificó su victoria en el ‘tie-break’ y su pase a los cuartos de final, donde se medirá al ganador del duelo entre el portugués Gastao Elias y el local Federico Delbonis.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.