Foto: Reuters

El gobernador del estado estadounidense de Florida, el republicano Rick Scott, ha reclamado este viernes la dimisión del director de la Policía Federal estadounidense (FBI), Christopher Wray, por el hecho de que los investigadores bajo su mando ignoraran un aviso sobre el riesgo que representaba Nikolas Cruz, el autor del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en un instituto de Parkland el 14 de febrero.

En un comunicado, el gobernador ha dicho que el director del FBI debe presentar su renuncia después de que el cuerpo policial haya admitido que “falló” al no actuar tras recibir un aviso el 5 de enero en el que se alertaba de que Cruz estaba en posesión de un arma, tenía “deseos de matar personas” y un “comportamiento errático”, había publicado “alarmantes mensajes en redes sociales” y tenía “el potencial para llevar a cabo un tiroteo en un centro educativo”.

“El fallo del FBI al no actuar contra el asesino es inaceptable”, ha dicho Scott. “17 personas inocentes están muertas y reconocer un error no va a cambiarlo. Una disculpa nunca revivirá a estos 17 floridanos ni aliviará a las familias que están sufriendo. Las familias pasarán toda una vida preguntándose cómo pudo ocurrir y una disculpa nunca les dará las respuestas que necesitan desesperadamente”, ha asegurado.

El gobernador de Florida ha recordado que “una persona valiente” que hizo “justo lo que dice el FBI” al alertar sobre Cruz y ha subrayado que los ciudadanos tienen que tener la “confianza” en que cuando dan un aviso a las fuerzas de seguridad esa alerta se investiga, por lo que ha concluido que el director del FBI “tiene que dimitir”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.