La Guardia Civil ha interpuesto una denuncia a seis personas que querían llevarse plantas de un área natural protegida en la zona de Cala Moltó y Capdepera. Fueron sorprendidas por una patrulla que realizaba labores de Seguridad Ciudadana cortando con hoces plantas de carrizo (Ampelodesmos Mauritanica). Además, ya habían recolectado varios fardos de la misma especie.

Los denunciados se encontraban realizando la labor descrita en el interior de un Área Natural de Especial Interés (ANEI) y con Alto Nivel de Protección, a la vez que se trata de un Área de Prevención de Riesgos de Incendios. Todos ellos carecían de los permisos para ejercer dicha actividad. De esta forma, incurrieron en una infracción administrativa a la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.