La Federación Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP- UGT) de Baleares ha asegurado que el servicio de Salud (IbSalut) deniega “de forma arbitraria” los permisos a su personal y, por ello, ha iniciado los trámites jurídicos para denunciarlo.

Según ha manifestado este martes en un comunicado el sindicato, el IbSalut “impide” que el personal pueda organizar sus libranzas reglamentarias, puesto que, “de forma sistematizada, deniega los permisos de manera automática sin justificar la causa o necesidades del servicio que amparan esta denegación”.

Asimismo, han expuesto que se dan casos en que se solicitan por vía telemática libranzas reglamentarias con dos o tres meses de antelación “y, en pocos segundos, responde ‘denegado’ o alega ‘necesidades de servicio'”.

Sobre el conocimiento de la necesidad de personal con meses de antelación, UGT ha pedido al Servicio de Salud que adopte las medidas necesarias para no limitar los derechos de su personal.

“Esta actuación material de la Administración dificulta e, incluso, impide que el personal que intente prever sus desplazamientos pueda organizarse con antelación”, han lamentado en el comunicado.

Ante esta situación, la FeSP-UGT ha dado curso a demandas de afiliados al sindicato iniciando una campaña de demandas “para que los tribunales demuestren que la administración actúa de forma arbitraria y limita los derechos de su personal”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.