RFEK

Los españoles Sandra Sánchez y Damián Quintero, números uno del ranking mundial, han revalido este domingo sus respectivos títulos de campeones en la modalidad de kata en la Premier Ligue de Dubai.

El malagueño se impuso en la final al número dos del ranking y su hasta ahora ‘bestia negra’, el japonés Ryo Kiyuna por 3-2. Ambos se habían enfrentado en el último Mundial, en Austria, en 2016, donde el japonés ganó la final y el español se tuvo que conformar con la plata; y en los Juegos Mundiales, en Polonia, en 2017, donde nuevamente Kiyuna ganó a Quintero.

Quintero partió con un claro objetivo: “Salir al tatami, hacer mi trabajo y no pensar en quién tengo delante”, explicó antes de la final. Así, logró su tercer oro consecutivo en el Abierto de Dubai y suma un total de 73 medallas, 54 de ellas internacionales (25 de oro, 20 de plata y 9 de bronce) y 19 nacionales, todas de oro.

Con la victoria conseguida en Dubai, Quintero, que el año pasado se convirtió en leyenda al ser considerado por la Federación Mundial de Karate como el mejor de la historia en su modalidad (katas), se consolida como número uno del mundo.

Para llegar a la final, el andaluz venció en las tres primeras rondas al iraní Amirbahador Tayadon (5-0), al hongkonés Tsz Man Chris Cheng y al turco Emre Vefa Goktas. Ya en semifinales, se impuso al también otomano Ali Sofuoglu (4-1), al que también venció el año pasado en la final de este mismo torneo y en la final del Campeonato de Europa (en el que Quintero logró su octavo oro continental).

Por su parte, la talaverana Sandra Sánchez se ha proclamado campeona frente a la china Lau Mo Sheung por un unánime 5-0, subiendo así a lo más alto del cajón y manteniendo su título de número uno en el ranking mundial. Mientras, las españolas Cristina Ferrer, en kumite -61kg, y Cristina Vizcaíno, en kumite -68kg, han logrado la medalla de bronce.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.