La Policía Nacional ha detenido a dos mujeres y dos hombres de nacionalidad búlgara por el intento de estrangulamiento de una mujer en Palma. La víctima era la inquilina de un apartamento del que querían echarle a pesar de ir al día con el alquiler.

La víctima, una mujer de 33 años, había interpuesto junto a su parido a mediados del mes de enero una denuncia. Los dueños del apartamento que tenían en alquiler, un matrimonio búlgaro, les habían cortado el suministro eléctrico. Querían que abandonasen la vivienda que tenían alquilada, a pesar de que siempre habían ido pagando las mensualidades estipuladas.

Así, una patrulla de la Policía Nacional acudió para mediar. Tras entrevistarse con ambas partes, lograron que la pareja denunciada activara de nuevo el suministro de la luz.

El jueves, la víctima llegó a su domicilio y se encontró de nuevo sin luz. Así, llamó a su marido por teléfono para comunicárselo y que a su vez llamara a la policía. Mientras esperaba a la policía en la entrada de su vivienda, de forma sorpresiva se le abalanzó la dueña de la vivienda. Junto a otra mujer que no conocía, le arrastraron hasta encima de la cama de la habitación. Allí le golpearon y se pusieron encima suya para intentar estrangularle.

Mientras trataban de asfixiarle, amenazaban con matar a la mujer y llevarle al interior de una furgoneta. Mientras forcejeaba con las dos mujeres para evitar que le estrangularan, entraron en la habitación el dueño de la vivienda junto con un segundo varón. Se limitaron a cerrar la puerta y a pedir que no hicieran ruido.

Cuando la víctima estaba a punto de perder el conocimiento, escuchó las voces de varios policías. De esta forma, sacó las últimas fuerzas que le quedaban. Pudo a pedir socorro antes de desvanecerse.

Los agentes ya habían sido alertados para acudir al domicilio por unas presuntas coacciones. Al introducirse en el apartamento, se encontraron con un escenario totalmente diferente. Una mujer estaba siendo estrangulada por otras dos mujeres que se encontraban encima de ella. Tras los requerimientos policiales, depusieron su actitud.

Finalmente, la víctima pudo recuperar la respiración. Entre sollozos, contó lo sucedido a los policías. De esta forma, arrestaron a las dos mujeres y los dos hombres presentes en la habitación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.