El hombre acusado de apuñalar a un joven durante una discusión por un aparcamiento en Palma no ha alcanzado esta mañana un acuerdo con la representación de la víctima y será juzgado el 2 de marzo.

Si bien inicialmente se había informado de que el juicio sería este viernes finalmente se ha celebrado una vista previa en la que las partes no han llegado a un acuerdo de conformidad.

El problema no es el reconocimiento de los hechos por parte del acusado sino una cuestión jurídica acerca de la valoración del arma con la que arremetió contra el joven, una navaja pequeña. En este sentido, la defensa argumenta que los hechos no se pueden calificar como homicidio en grado de tentativa sino como un delito de lesiones, lo que rebajaría significativamente la pena.

El juicio ha quedado fijado para el 2 de marzo a las 10.00 horas en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Ciudad de Querétaro de Palma el pasado verano. El acusado mantenía con un joven de unos 25 años una discusión por un estacionamiento cuando sacó de su coche una navaja, que le clavó en el abdomen. El agresor fue detenido el mismo día.

La víctima sufrió una herida con perforación intestinal y lesión vascular y requirió, además de primera asistencia, tratamiento médico y quirúrgico. Tardó en sanar 60 días, siete de ellos ingresado en el hospital y otros 30 impedido para trabajar. Además, como perjuicio estético le quedó una cicatriz en la zona abdominal media de 22 centímetros.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal reclama siete años de cárcel, una indemnización de 5.000 euros por las sesiones y otros 10.000 euros por las secuelas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.