La Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional, ha iniciado una vigilancia especial después de que varios contenedores ardieran en Palma estos últimos días. La sospecha de los agentes es que uno o varios pirómanos se han cebado con los cubos de basura, aunque tampoco descartan que haya algún imitador.

Los agentes están realizando una vigilancia especial por las zonas afectadas, aunque esto no ha supuesto ningún aumento de personal durante el turno de noche.

Los policías se han entrevistado con varios de los testigos para intentar averiguar los detalles sobre la persona -o personas- que está detrás de estos incidentes. Hasta el momento, no tienen un perfil fijado de quien haya podido cometer estos delitos de daños.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.