El Paseo Marítimo de Palma ha vuelto a ser escenario esta madrugada de una pelea multitudinaria protagonizada por varios jóvenes.

La pelea tuvo su origen en una riña que se inició a la altura del número 27 del Paseo y que pareció terminada después de que tres de los participantes abandonaran el lugar. Sin embargo, los tres individuos se acercaron hasta un coche estacionado en el que depositaron sus chaquetas, se arremangaron las camisas y retornaron al sitio donde habían estado riñendo.

Comenzó entonces una pelea a la que se fueron sumando participantes y en la que incluso acabó por recibir -y sumarse- algún mirón.

Después de varios minutos de trifulca, los ánimos parecieron calmarse y los participantes llegaron a separarse pero se enzarzaron de nuevo y la pelea se reprodujo, creándose un círculo de espectadores alrededor de quienes luchaban.

En un momento dado, uno de los participantes acabó por caer en el carril de circulación aunque la suerte quiso que en aquel momento no pasara por allí ningún vehículo pues las cosas podrían haber acabado de forma trágica.

Los participantes acabaron divididos en grupos y la pelea se extendió incluso hasta la mediana del Paseo Marítimo, momento en el que se presentó una patrulla de la Policía Local.

Ante la llegada de los agentes se produjo una desbandada general y nadie llegó a ser detenido por lo ocurrido. A esta patrulla se sumaron después dos unidades de la Policía Nacional.

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.