Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado este miércoles a las autoridades de Rusia de ayudar a Corea del Norte a evadir las sanciones impuestas por la comunidad internacional en un intento por lograr una disminución de la tensión en la región y, en última instancia, la desnuclearización de la península de Corea.

El magnate estadounidense ha asegurado que se siente frustrado por la actitud de Moscú, con quien esperaba forjar amistad tras su victoria en las elecciones presidenciales de 2016.

“Rusia no está ayudándonos con Corea del Norte. Lo que está haciendo China para ayudarnos, Rusia lo hace para mellar los esfuerzos”, ha destacado Trump durante una entrevista con la agencia de noticias Reuters.

No obstante, tanto Rusia como China apoyaron la última ronda de sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra las autoridades norcoreanas a finales de 2017. En relación con la amenaza de Pyongyang, el presidente estadounidense ha expresado que teme que, a pesar de la presión ejercida, las medidas puestas en marcha no surtan efecto sobre el líder norcoreano, Kim Jong Un.

“Me sentaría a hablar con él, pero no estoy seguro de que esto pueda servir para solucionar el problema”, ha manifestado tras aludir al fracaso que han supuesto las negociaciones entre sus predecesores y Kim.

Así, ha culpado a los expresidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama de no solucionar la crisis y ha expresado que le gustaría que la crisis norcoreana se solventase “de manera pacífica”, algo que aparentemente “no es posible”.

“No sé si las conversaciones llevarán a algo significativo. Llevan 25 años hablando y se han aprovechado de nuestros presidentes, de nuestros anteriores presidentes”, ha aclarado.

EEUU NECESITA MÁS MISILES

Dada la creciente amenaza de Corea del Norte en la región, Trump ha indicado que Estados Unidos necesita más sistemas de defensa antimisiles. “Sí, sí, lo creo. Estamos ordenando que se dispongan más sistemas de defensa y también más misiles de ataque”, ha esclarecido.

Además, ha alabado las acciones llevadas a cabo por China para restringir los suministros de carbón y petróleo, pero ha sugerido que Pekín podría aún hacer mucho más para presionar a Pyongyang en un intento por lograr que deje de lados sus programas balístico y nuclear.

Según Trump, Rusia ha estado llenando los huecos que China ha ido dejando libres. “Él podría hacer mucho”, ha aseverado en una clara alusión al presidente ruso, Vladimir Putin. “Desgraciadamente no tenemos una relación con Rusia y en algunos casos, lo que China retira, Rusia da, así que el resultado no es tan bueno como podría serlo”, ha explicado.

CAMPAÑA A FAVOR DE LOS REPUBLICANOS

Trump ha asegurado este miércoles que hará campaña a favor del Partido Republicano porque el país “necesita más republicanos”, pero ha sugerido que se abstendrá de posicionarse durante las primarias de la formación.

“Probablemente pase cuatro o cinco días a la semana ayudando a la gente porque necesitamos más republicanos”, ha aseverado el magnate estadounidense en una entrevista a la agencia de noticias Reuters. “Para poder poner en práctica la agenda necesitamos republicanos”, ha añadido.

Asimismo, el dirigente ha indicado que tratará de evitar mostrar su apoyo a diferentes candidatos durante las primarias, cosa que sí hizo durante la campaña al Senado por el estado de Alabama, donde el candidato al que apoyaba, Luther Strange, perdió en las primarias frente a Roy Moore –que se vio posteriormente envuelto en un escándalo de abusos sexuales–.

Trump ha destacado que prefiere centrarse en las elecciones generales previstas para noviembre, en las que los demócratas tratarán de hacerse con el control del Congreso.

“Es difícil a veces. En algunas ocasiones verdaderamente te gustan tres candidatos. Es un lugar complicado en el que verse. Tenemos situaciones en las que me gustan todos los candidatos”, ha explicado. “Sin embargo, a excepción de las primarias, me veré muy envuelto en las elecciones”, ha añadido.

El presidente tiene previsto desplazarse este jueves al estado Pensilvania para apoyar al candidato republicano Rick Saccone en el marco de los comicios especiales para sustituir Tim Murphy, que dejó su escaño en octubre debido a una serie de acusaciones de abuso sexual en su contra.

ACUERDO BIPARTIDISTA SOBRE INMIGRACIÓN

Por otra parte, el mandatario ha criticado el acuerdo sobre inmigración presentado por los senadores republicanos y demócratas, el cual ha considerado como “horrible” y “muy, muy flojo”. “Es lo contrario a aquello por lo que he hecho campaña”, ha continuado.

La Casa Blanca aseveró el martes que el acuerdo presentado por los senadores Lindsey Graham y Dick Durbin, que incluye medidas sobre los ‘dreamers’, inmigrantes que llegaron de forma irregular a Estados Unidos siendo niños, no se ajusta a las prioridades del presidente.

A pesar de que Trump considera que aún hay tiempo para llegar a un acuerdo migratorio, el magnate ha alertado de que “el tiempo se está acabando”. Los demócratas han asegurado que el plan recoge las prioridades de Trump, lo que incluye un presupuesto de 2.700 millones de dólares (2.200 millones de euros) para la seguridad fronteriza.

“El presidente parece no aceptar un sí por respuesta y va directo al cierre de la Administración, algo que sería un grave peso sobre sus hombros”, ha criticado el senador demócrata Chuck Schumer.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.