La carretera de Palmanyola a s’Esgleieta ha sido el escenario esta mañana de un nuevo accidente de tráfico. Dos vehículos han colisionado de frente y ha provocado heridas en tres personas, una de ellas un niño de dos años.

Una mujer circulaba en su Nissan de color blanco durante la mañana de este miércoles, hacia las nueve horas, en la Ma-1140. Iba en sentido a Palmanyola cuando de frente ha visto que se acercaba una furgoneta, en la que viajaba un hombre. En ese momento, para dar el máximo de espacio posible, se arrimó al borde derecho de su carril.

Entonces fue cuando se produjeron los problemas. Al ser esta una carretera muy estrecha, una de las ruedas del vehículo acabó fuera de la vía. Es un camino por el que prácticamente no hay arcén y al pasar el asfalto hay un pequeño desnivel.

La mujer, con su hijo de dos años a bordo, intentó rectificar la dirección, pero perdió el control de su coche. De esta forma, acabó impactando de frente contra la furgoneta.

Tras el incidente, dieron aviso a los servicios de emergencias. Rápidamente se desplazaron dos ambulancias, la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local de Bunyola.

Los sanitarios atendieron en el lugar a las tres personas heridas. Después, les trasladaron a centros hospitalarios. Todos ellos permanecían en estado leve.

La Guardia Civil, con el apoyo de la Policía Local, regularon el tráfico, ya que los dos vehículos ocupaban un carril. De esta manera, se produjeron pequeñas retenciones mientras dejaban pasar a los automóviles de un lado y del otro. La circulación quedó totalmente parada con la llegada de las grúas.

Igualmente, una brigada de Carreteras del Consell de Mallorca tuvo que hacer acto de presencia para limpiar los restos del accidente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.