El testigo protegido número 29 de la causa de corrupción en la Policía Local ha declarado este martes durante el juicio por una paliza recibida en el garaje de su casa que una abogada le ofreció 20.000 euros, para que se retractara de sus declaraciones en la causa matriz.

En concreto, el testigo ha asegurado que una letrada le ofreció 10.000 euros, y después 20.000 euros, a cambio de que se retractara de sus denuncias en el Juzgado de Instrucción número 12 contra el Grupo Cursach Ocio, en relación a las supuestas fiestas de Tito’s para policías de la trama.

El testigo es un ex trabajador de Tito’s que colaboró con la investigación por el presunto tráfico de drogas y las fiestas para policías en la discoteca. En junio del año pasado denunció haber sido agredido una noche en el garaje de su casa por dos individuos rumanos que le arrastraron por el suelo y le dieron patadas mientras le insultaban y amenazaban con matarlo, para que no declarase contra otro compatriota rumano.

Por estos hechos la Fiscalía solicita cuatro años y medio de cárcel para el acusado (tres por el delito de obstrucción a la justicia y uno y medio por el de lesiones), multa de 14.400 euros y una indemnización de 6.000 euros para la víctima por las lesiones.

DICE QUE LE DEJARON ANIMALES MUERTOS SOBRE EL CAPÓ DE SU COCHE

Durante el juicio, en el que ha declarado protegido tras un biombo, el testigo ha descrito continuos episodios de acoso al que asegura haber sido sometido por haber colaborado con la investigación. El denunciante ha sostenido que reiteradamente el acusado u otras personas le esperaban en su casa para amenazarle.

El testigo protegido ha manifestado que debían conocer sus horarios de trabajo y por dónde entraba habitualmente a su garaje, ya que le “salían al paso” y le pegaban patadas en su vehículo.

También ha explicado que encontró animales muertos sobre el capó de su coche y en el portal de su casa, así como un mensaje, en el que aparecían los números de teléfono de sus hermanas, avisando de que se podrían en contacto con su familia si no se retractaba.

“Se dice que tengo protección policial y es falso, tengo todos los días a gente en casa y un coche siguiéndome”, ha protestado el testigo, que sostiene que se dedicaron a hacerle “la vida imposible un grupo de rumanos orquestados por Jaime Lladó”, el director de Tito’s.

LA NOCHE DE LA AGRESIÓN

El testigo protegido ha contado que la noche de la agresión salió de trabajar sobre las 23.30 horas y cuando llegó a su garaje y salió del coche, sintió que tiraban de él hacia el suelo. Seguidamente dos personas comenzaron a arrastrarle por el suelo y entonces, ha contado, consiguió agarrarse a una tubería.

Según su relato, en ese momento comenzaron a darle puñetazos y patadas mientras lo amenazaban con matarlo e insultaban. Consiguió darle una patada a uno de ellos, al que no reconoció y que fue el primero en huir. También ha contado que oyó que hablaban en rumano entre ellos.

Más tarde llamó al a policía y se personaron dos agentes de paisano, que le avisaron de que la puerta del portal de la finca había sido forzada y que el cerrojo estaba roto o bloqueado.

TENSIÓN EN LA VISTA

Al finalizar la declaración del testigo protegido número 29 se ha vivido un momento de tensión cuando el fiscal Anticorrupción Miguel Ángel Subirán ha preguntado al abogado Vicente ‘Coco’ Campaner, que asistía como público a la vista, si le estaba mirando, a lo que Campaner ha contestado: “Sí, le estoy mirando”.

La juez Juana Ana Arbona ha intervenido para llamar al orden y el letrado ha abandonado la sala. Seguidamente el fiscal ha solicitado que lo ocurrido conste en acta.

Cabe recordar que Campaner, junto al letrado que defiende al acusado en la pieza juzgada este martes, José Ignacio Herrero, ha interpuesto varias querellas contra el fiscal Subirán y el titular del Juzgado de Instrucción número 12, Manuel Penalva, en representación de la hermana de un investigado, por cuestiones relacionadas con la instrucción de la causa matriz. Campaner, asimismo, ha convocado varias manifestaciones –la próxima, este domingo– reclamando la inhabilitación del juez y el fiscal.

LOCALIZACIÓN DE LOS MÓVILES DE LOS COMPAÑEROS DE PISO DEL ACUSADO

Durante la sesión de este martes también ha sido llamado a declarar el inspector jefe del Grupo de Blanqueo de la Policía Nacional, que ha dado detalles sobre la localización de los terminales móviles de los compañeros de piso.

El acusado había asegurado en el interrogatorio de esta mañana que la noche de los hechos estaba en su casa viendo la televisión con sus compañeros de piso. Sin embargo, el análisis de la actividad de los teléfonos móviles de los compañeros los situaría fuera de la vivienda, según ha explicado el inspector.

Por otro lado, también ha asistido a la vista la compañera de piso del testigo, que afirma que vio dentro del recinto de la finca, en otra ocasión, a dos personas entre las que identificó al acusado. Según su versión, éste la saludó de forma “lasciva”.

Actualmente ya no reside en la vivienda porque se mudó “por motivos de seguridad”. De hecho, también ha declarado como testigo protegida.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.