Foto: Reuters

Los tanques de las Fuerzas Armadas turcas han entrado este domingo en la ciudad siria de Afrin (en la región del mismo nombre) en el marco de la operación ‘Rama de olivo’ contra las milicias kurdas en la frontera con Turquía, según han informado fuentes militares a la cadena NTV.

De momento, los tanques “no enfrentan una resistencia seria por parte de las fuerzas kurdas”, según estas fuentes.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ya había anunciado ayer que la ofensiva por tierra sobre Afrin comenzaría probablemente este domingo “dependiendo de los acontecimientos”.

Los tanques han entrado después de tres días de bombardeos en los que aviones de combate turcos –72 en total– han destruido “casi todos” los objetivos de las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG), que controlan la zona.

En este sentido, el Ejército turco ha confirmado que ya son 153 los objetivos kurdos alcanzados por los bombardeos de las últimas horas, que han servido de prolegómeno para la incursión por tierra.

La operación está dirigida contra de los yihadistas de Estado Islámico y los grupos kurdos como el Partido de la Unión Democrática (PYD) y su brazo armado, las YPG, a los que Ankara vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerada como una organización terrorista en Turquía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.