La Policía Local redujo en Palma el pasado sábado a un individuo que tras agredir a su hermana intentó tirarse por el balcón. Cuando ya había saltado, dos agentes fueron a por él y le salvaron la vida. Quedó ingresado en el hospital de Son Espases, en el área de psiquiatría, porque sufre trastornos mentales.

Los agentes recibieron un aviso hacia las 18:30 del pasado 30 de diciembre. Varios vecinos alertaban de que se escuchaban fuertes gritos en un cuarto piso de una mujer desesperada pidiendo socorro.

La primera patrulla llegó y llamó a la puerta. Dentro del inmueble se escuchaba una fuerte pelea. La mujer, presa del pánico, aún intentó abrir la puerta, pero un hombre se le impedía. Cuando ella logró entreabrir un poco la entrada a su domicilio, los agentes empezaron a tirar de la puerta para finalmente conseguir pasar al piso. La mujer estaba en el suelo y él le agarraba de un brazo.

Cuando los policías consiguieron su objetivo, el hombre salió corriendo hacia el interior de la vivienda y los agentes fueron detrás de él. Llegó a un pequeño balcón y saltó. Uno de los agentes le agarró, pero el peso del cuerpo le arrastró. Por suerte, el segundo de los policías locales logró salvar a su compañero y al agresor.

Entonces, dos agentes más de otra patrulla llegaron a tiempo y rescataron a ambas personas.

Incluso después de esos momentos, el agresor siguió forcejeando, por lo que tuvieron que reducirle. Por su extraño comportamiento, los policías creyeron que no estaba en pleno uso de sus facultades mentales. Solicitaron una ambulancia.

Mientras esperaban, el móvil del hombre no paraba de sonar. Le preguntaron quién podía estar llamando y aseguró que era su tutora y educadora especial. De esta forma, los efectivos policiales decidieron contestar y efectivamente lo confirmaron. Ella explicó que sufría trastornos psiquiátricos y los agentes informaron de las agresiones a la mujer.

La chica a la que había agredido resultó ser su hermana. Él había acudido a su casa y se produjo la pelea. Le cogió de pelo y le arrastró por el suelo, lo que le ocasionó diversas heridas.

El agresor quedó ingresado en la unidad de psiquiatría del hospital de Son Espases. Por su parte, la hermana fue atendida en un centro médico. Además, dos agentes resultaron heridos leves tras el rescate.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.