ASO


El piloto español Carlos Sainz (Peugeot), flamante líder del Rally Dakar en coches, se mostró satisfecho con su victoria en la séptima etapa, con llegada a la localidad boliviana de Uyuni, y aseguró que atacó «a tope» para recortar la desventaja que tenía hasta este sábado con el francés Stéphane Peterhansel.

‘Monsieur Dakar’ tuvo un problema en su coche y estuvo casi dos horas parado, situación que aprovechó Sainz a la perfección. «Estoy contento con la etapa y vamos a seguir día a día. El objetivo es tratar de ir pasando etapas, que quedan muchas y complicadas», indicó nada más conquistar su segunda etapa consecutiva en el ‘raid’ sudamericano.

«Está siendo un Dakar muy duro. Lo estamos viendo todo el rato, que están pasando cosas y hay que sobrevivir. No sé exactamente qué le ha pasado a Stéphane. Insisto, ha sido una etapa difícil. Aún queda mucha carrera por delante hasta la llegada así que hay que tomarse la carrera día a día», resumió Sainz.

«Stéphane estaba detrás de mí y, de repente, ha dejado de estarlo. He atacado a tope para ganar tiempo y creo que estoy rodando a muy buen ritmo», sentenció el bicampeón del mundo de rallys, que ahora cuenta con una hora y 11 minutos de ventaja en la general sobre el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.