Carmen Riu, consejera delegada de la cadena RIU Hotels & Resorts, ha advertido hoy de que el turismo en Baleares podría “haber tocado techo” y sufrir un cambio de tendencia a partir de este año con el que se iniciara un descenso progresivo de la llegada de visitantes a las islas.

“La curva de crecimiento del turismo en Baleares está empezando a cambiar su trayectoria”, ha señalado hoy durante su intervención en el 9ª Foro Exceltur la directiva del grupo mallorquín, en un momento en el que grandes competidores del turismo de ‘sol y playa’ como Túnez y Turquía se están empezando a recuperar.

Riu ha explicado que Túnez tiene una moneda diferente al euro y que “devalúan como quieren”, por lo que pueden competir con la oferta turística española, y más concretamente con la de Baleares, sobre todo en los precios.

Por otro lado, Riu se ha sumado a las críticas esgrimidas desde Meliá sobre las tasas turísticas que se aplican en las islas y ha pedido a la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, que “informe a los turistas acerca de dónde se reinvierten los ingresos de la tasa”.

Desde Baleària consideran que estos impuestos “afectarán a los turistas españoles que no sean baleares”, causando que se reduzcan las llegadas nacionales a las islas, ha afirmado el presidente de la naviera, Adolfo Utor.

REGULACIÓN PARA LOS APARTAMENTOS HOTELEROS.

Desde Palladium Hotel Group han alagado el esfuerzo regulatorio que está haciendo Baleares con los apartamentos turísticos ilegales, aunque se considera que “no lo están aplicando de la mejor manera”.

En esta línea, su director general, Abel Matutes Prats, considera que no son suficientes para regular un modelo de oferta que solo “aporta un 15% de los que aportan en ingresos los hoteles”.

Sobre este tema, tanto Riu como el representante de Baleària han coincidido con Palladium y han pedido una mayor regulación y un esfuerzo de los Gobiernos locales por ponerse de acuerdo en los aspectos legislativos y regulatorios del turismo.

“Un hotel proporciona más beneficios para las ciudades que los apartamentos, por lo que no solo hay que regular estos alojamientos, sino que no que hay que fomentarlos menos”, ha concluido Matutes.

Finalmente, Riu ha aventurado que para el verano de 2018 “volverá a haber un problema de saturación en Baleares” y ha matizado que en territorio más limitados como las islas tiene que haber un mayor control del número de turistas que entran al destino.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.