El cachalote que rescataron muerto el pasado domingo ha sido retirado este jueves el mar. Con la ayuda de una grúa, han levantado el cadáver del agua para posarlo encima de un camión y llevárselo del Port de Pollença.

El cetáceo medía 9,5 metros, según explica Palma Aquarium. Se cree que se trataba de un ejemplar que murió joven, ya que los adultos pueden llegar a medir entre 11 y 18 metros.

“Los cachalotes se consideran fauna propia del Mediterráneo occidental y en ocasiones frecuentan las aguas del Mar Balear. Esta especie en particular se ve muy afectada por la interacción humana, especialmente por la contaminación y la pesca. En este caso, por el momento, se desconocen las causas del fallecimiento del ejemplar”, explica la institución.

El pasado 14 de enero, un navegante avisó al 112 de la presencia de un cachalote muerto a varias millas de cala en Feliu, en la bahía de Pollença. El Centro de Rescate de Palma Aquarium recibió el aviso contactó con la Policía local, el Ajuntament de Pollença y Salvamento Marítimo.

Debido al peligro que podía ocasionar el cuerpo flotando para otros navegantes, decidieron remolcar y amarrar al animal en cala en Gossalba cerca del cap de Formentor. Tras esto, lo llevaron al Port de Pollença y de ahí lo sacaron a tierra firme.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.