La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha explicado que se ha abierto un expediente investigador para analizar las condiciones del restaurante Can Terra en el que se originó el brote de hepatitis A y que, en el caso de que se haya incumplido “con alguna exigencia”, se establecerá la correspondiente sanción.

Así lo ha indicado este jueves la consellera en un declaraciones a los medios en el acto inaugural de las XIV Jornadas de Coordinación de Trasplantes de las Islas Baleares.

Gómez ha asegurado que “no se puede descartar algún caso más” aunque ha insistido en que en estos momentos la situación está “controlada”. “Se han tomado todas las medidas de garantía”, ha añadido.

Asimismo, la consellera ha resaltado la “gran celeridad” y “colaboración” con la que han actuado los propietarios del establecimiento, hecho que “ayuda mucho a controlar los brotes”, ha dicho.

Después de que un médico de familia estableciera relación entre dos casos de hepatitis A en diciembre, se estudió a qué sitios habían ido esas personas y “muy rápidamente” se determinó el restaurante que podía ser el foco original.

La consellera ha detallado que los inspectores de salud pública realizaron controles a todos los trabajadores. Gómez ha recordado que se trata de una enfermedad de transmisión oral-fecal y que, por ello, la higiene “es muy importante”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.