Efectivos de Salvamento Marítimo han remolcado el cadáver de un cetáceo hasta cala En Gossalba en el municipio mallorquín de Pollença, donde lo han dejado amarrado.

El cuerpo del animal fue avistado el 14 de enero y la decisión de llevarlo a Pollença ha sido acordada entre los técnicos de Salvamento Marítimo y los del Ayuntamiento, según han explicado en Twitter.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.