El PP de Mallorca, por medio de su presidente, Jeroni Salom, ha criticado “el alto desconocimiento de la realidad de Mallorca” que existe tanto entre el Consell de Mallorca como del Ayuntamiento de Sóller, ambos gobernados por pactos de izquierdas”, a los que ha reprochado también el “caos institucional y la total descoordinación entre administraciones” tras el rescate de la concesión del Túnel de Sóller por parte de la institución insular.

Según indica el PP en un comunicado, este hecho ha empujado al Consistorio de Sóller a prohibir indefinidamente el acceso al casco urbano a los no residentes, ante el riesgo de colapso circulatorio que puede sufrir el municipio, y sobre el cual hemos alertado desde el PP en cuanto tuvimos conocimiento de la decisión de Consell de abrir el túnel a la libre circulación”.

Salom ha denunciado este hecho “a raíz de la publicación en el diario local de Sóller de la decisión del alcalde Jaume Servera (Més) de prohibir indefinidamente el acceso al centro del municipio desde la rotonda de Can Repic a todos los no residentes” toda vez que se hizo efectiva la gratuidad del Túnel de Sóller, el pasado 28 de diciembre.

Para Salom, el Ayuntamiento lanza una prohibición a todos los mallorquines “que, de manera muy especial, afecta a los vecinos de Fornalutx, cuya vida se desarrolla en gran medida en Sóller” y que, según dice, a partir de ahora “corren el riesgo de ser multados con una medida precipitada que evidencia una total falta de previsión en materia de movilidad, absoluto desconocimiento de la realidad de los municipios de la Isla y, en consecuencia, una insensibilidad total hacia el resto de mallorquines, especialmente los vecinos de Fornalutx y su alcalde que, aún hoy, espera tener conocimiento oficial de una medida que afecta directamente a su municipio”.

Salom ha expresado su “sorpresa e incredulidad” por el hecho de que la gratuidad del Túnel de Sóller sea una realidad, sin que a día de hoy sepamos si ha existido una planificación previa en materia de movilidad para atender la nueva realidad de Sóller”, municipio que tiene aprobada la Agenda Local 21 que, entre otras cuestiones, indica hacia dónde debe evolucionar el municipio en materia de movilidad.

El presidente del PP Mallorca y conseller popular en el Consell de Mallorca considera que “el Pacto de izquierdas en la institución insular se encuentra hoy en una muy difícil tesitura” a la hora de pronunciarse sobre la petición de un plan de actuación para Sóller, como defenderá el Pi en el Pleno de este jueves, “ya que, atendiendo la postura del ayuntamiento de Sóller, debería votar afirmativamente si bien eso podría crear un precedente muy difícil de explicar ya que los planes de movilidad son responsabilidad de cada municipio”.

En consecuencia, Salom insiste en que esta situación “es fruto de una total descoordinación, falta de previsión e insensibilidad hacia todos los afectados”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.