Foto: Reuters

Policía y manifestantes se han enfrentado este lunes en la plaza del Parlamento griego, en el marco de las protestas que comenzaron hace una semana contra los nuevos recortes ideados por el Gobierno de Alexis Tsipras para recibir otro tramo del rescate financiero al país.

Los sindicatos han convocado una serie de huelgas contra las medidas de austeridad que se votarán a última hora del lunes en el Parlamento para que los acreedores internacionales desembolsen parte del rescate de 86.000 millones de euros que concluirá en agosto.

La huelga ha afectado al transporte público en Atenas e incluso al tráfico aéreo porque los controladores han parado tres horas –desde las 12.00 hasta las 15.00–. El sindicato de funcionarios también ha llamado a sus miembros a sumarse al parón productivo.

Varias manifestaciones han recorrido Atenas hasta confluir en la plaza Sintagma, frente al Parlamento. Algunos manifestantes han lanzado cócteles molotov y piedras contra la Policía, que ha respondido con gas lacrimógeno, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters.

Está previsto que los nuevos recortes obtengan el visto bueno de la sede legislativa a pesar de la contestación social. Por eso, los sindicatos han avanzado que las movilizaciones seguirán. “Nos reuniremos el miércoles (…) A ver si el Gobierno nos detiene”, ha dicho Spyros Revythis, del gremio de conductores de Metro, al diario local ‘Kathimerini’.

El proyecto de ley ahonda en los recortes aplicados desde 2010 para cumplir los términos fijados por la UE y el Fondo Monetaria Internacional (FMI) a cambio de los tres rescates financieros que ha necesitado Grecia.

El borrador establece una reestructuración de las ayudas públicas a las familias, un nuevo proceso de ejecución hipotecaria y restringe el derecho a huelga, la medida más polémica. Actualmente los sindicatos pueden llamar a la huelga con el apoyo de un tercio de sus miembros pero la nueva norma eleva este umbral al 50 por ciento.

Los griegos se han mostrado especialmente decepcionados porque esperaban que la llegada de la coalición izquierdista Syriza al Gobierno, en 2015, aliviara la situación económica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.