La Challenge Ciclista de Mallorca llegará este domingo a Palma, lo que implica que se producirán cortes de tráfico, principalmente por la zona del Paseo Marítimo.

Así, el domingo 28 de enero habrá restricciones a la circulación ya desde las seis de la mañana. La avenida Fra Joan Llabrés, en s’Arenal, quedará cortada a partir de entonces en el tramo entre las calles Trobadors y Pare Bartomeu Salvà. A las 10 horas se volverá a abrir cuando los ciclistas ya hayan tomado la salida.

Ya en la capital, la avenida de Gabriel Roca permanecerá cortada desde la rotonda de Portopí hasta la calle de Monsenyor Palmer en sentido hacia el aeropuerto desde las seis horas. Ese tramo no se abrirá hasta que acabe la prueba deportiva. A partir de las 10, las restricciones afectarán a los dos sentidos de ese tramo.

A las 12:30, todo el circuito del Paseo Marítimo quedará cortado, por lo que no se podrá circular entre Portopí hasta la altura de la calle de Manuel Azaña, donde los ciclistas harán un giro de 180 grados.

Está previsto que hacia las 14:30 la situación empiece a volver a la normalidad. La avenida de Gabriel Roca volverá a estar disponible para la circulación en sentido hacia Andratx. Y ya a las cuatro de la tarde se permitirá el tráfico rodado desde la rotonda de Portopí hasta la calle de Montsenyor Palmer en sentido hacia el aeropuerto, el último tramo afectado por la XXVI Challenge Ciclista de Mallorca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.