El Ayuntamiento ha lanzado este viernes la campaña ‘Cuidar de Palma no tiene precio’ para combatir el vandalismo y el mal uso del mobiliario urbano que consiste en instalar etiquetas en el mobiliario urbano de la ciudad en las que se indica el precio de las señales, contenedores, postes de parada, soportes de bicicleta, bancos y árboles.

El alcalde, Antoni Noguera, la portavoz adjunta del PSIB Palma, Angélica Pastor, la portavoz de Podem Palma, Antònia Martín, y los concejales de Movilidad, Joan Ferrer, la teniente de alcalde de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, Neus Truyol, y el de Infraestructuras y Accesibilidad, Rodrigo A. Romero, han explicado la necesidad de impulsar esta campaña.

Bajo el lema ‘Cuidar de Palma no tiene precio’ se incide en el hecho de que de que “los destrozos por vandalismo o mal uso del mobiliario urbano los pagamos entre todos los ciudadanos”.

Además se emplean las etiquetas en Redes Sociales #palmanotepreu #palmasomtots # elnostrecompromís.

La campaña consiste en colocar etiquetas en el mobiliario urbano de las zonas más transitadas de Palma en las que se indica el precio de cada elemento: señales (256,13 euros), soportes de bicicleta (188,94 euros), palos de parada (595, 17 euros), contenedores (700 euros), árboles (240 euros) y bancos (300 euros), entre otros.

El alcalde, Antoni Noguera, ha explicado la necesidad de esta campaña. “Es una campaña de corresponsabilidad y de amor por la ciudad; hay una minoría que genera un vandalismo y unos desperfectos y lo pagamos entre todos”, ha dicho.

“Sólo en las últimas semanas se han quemado en Palma 20 contenedores y cada uno vale 700 euros. Esto significa una sangría importante”, ha añadido. “Palma no tiene precio; es una campaña muy visual, muy urbana y muy de calle”, ha indicado al respecto.

ACTOS VANDÁLICOS

Ferrer ha destacado que en el área de Movilidad los elementos que sufren más el vandalismo son las señales verticales que en muchos casos se tumban provocando además problemas de accesibilidad. “Recibimos avisos constantemente de esta problemática y también de pilotes tumbados y de semáforos”, ha dicho.

Pastor ha indicado que desde Seguridad Ciudadana se intenta averiguar la autoría de los incendios y ha recordado que en 2016 los Bomberos de Palma efectuaron 130 intervenciones por incendios en contenedores y desde el 26 de diciembre se han producido actos vandálicos en 25 contenedores.

“Hay delitos contra el patrimonio y hacemos vigilancia sobre todo en parques para evitar actos vandálicos. Las unidades de noche son las que actúan más”, ha detallado .

Romero, por su parte, ha explicado la importancia de la campaña que se pone en marcha ahora. “Hemos detectado mucho vandalismo en los parques, en el mobiliario urbano, los bancos, zonas ajardinadas y al sistema de riego”.

“Es muy importante esta campaña para ayudar a mantener y concienciar del coste que tiene mantener las infraestructuras”, ha manifestado, al tiempo que ha recordado que en estos momentos el Ayuntamiento está invirtiendo cinco millones de euros cada año en renovar el alumbrado de Palma.

Truyol, por su parte, ha recordado que Emaya ha invertido cinco millones de euros en renovar los contenedores.

“Para cambiar un contenedor que se haya quemado nos cuesta 700 euros”, ha dicho y ha recordado que otro problema para la depuración del agua son las toallitas del inodoro.

“Nos gastamos casi medio millón de euro cada año en sobrecostes para depurar este tipo de residuos; las buenas prácticas en la calle son importantes pero también en casa”, ha indicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.