Los grupos parlamentarios PSIB, MÉS per Mallorca y Podemos han propuesto la creación de una comisión no permanente sobre la auditoría de la deuda de la comunidad autónoma para conocer, entre otros, el gasto derivado de la corrupción y la negligencia, que calculan que podría ser de 400 millones de euros.

Así lo han comunicado en rueda de prensa los diputados de Podemos Laura Camargo, PSIB Vicenç Thomàs y MÉS per Mallorca David Abril, quienes han explicado que el objetivo es dar a conocer a la ciudadanía cómo se ha generado la deuda de Baleares.

Camargo ha indicado que las Islas tienen una deuda de más de 9.000 millones de euros, que representa un 30,8 por ciento del PIB y un 20 por ciento de los presupuestos de la CAIB para este año, con más de 1.000 millones de euros destinados.

Además, la diputada de Podemos ha asegurado que se trata de uno de los compromisos “más importantes” dels ‘Acords pel canvi’. “Por transparencia y rendición de cuentas no queríamos dejarlo para el final de la legislatura”, ha añadido.

Por su parte, Abril ha detallado que la auditoría se centra en un capítulo derivado de la corrupción, uno sobre la deuda histórica, uno sobre inversiones estatutarias y otro sobre gasto financiero.

Si de dicho proceso surgen responsables políticos, el diputado de MÉS ha indicado que, en principio, no se ha planteado para que se realicen comparecencias y que, por lo tanto, si se diera el caso no tendrían la obligación de acudir a la comisión a dar explicaciones.

Respecto a los objetivos, Thomàs ha destacado que principalmente busca ofrecer a la población información sobre qué ha pasado con la deuda y cómo se ha generado.

Asimismo, ha manifestado que del total de la deuda, unos 5.000 millones de euros están condicionados “por la infrafinanciación que sufre Baleares”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.