BEN SOLOMON/TENNIS AUSTRALIA

La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza reconoció tener que mejorar algunos aspectos “para empezar mejor el año”, sobre todo en el apartado físico, después de caer eliminada del Abierto de Australia ante la taiwanesa Su-Wei Hsieh, una “contrincante difícil” y con quien pudo “hacer las cosas mejor”.

“Creo que hay algo que debemos hacer para empezar mejor el año, pero por ahora, hablaré con mis fisios para ver qué se puede hacer. Yo hoy me siento mucho mejor, así que son buenas noticias”, señaló Muguruza tras la derrota ante Su-Wei Hsieh y en relación a los problemas físicos que le han acuciado en este comienzo de campaña.

La exnúmero uno del mundo cayó en dos sets (7-6 y 6-4) ante la actual número 88 del mundo, a quien consideró “un contrincante difícil y más aún si juega bien”. “Quizá he podido hacer las cosas mejor, pero finalmente ella ha merecido ganar”, confesó.

Garbiñe Muguruza fue atendida en mitad del partido por unas ampollas en su pie provocadas por el intenso calor de Australia, aunque no vio que fuesen las “peores condiciones”. “He vivido situaciones más duras de calor en anteriores Abiertos de Australia. Ha hecho mucho calor, pero no creo que haya sido el día más caluroso”, subrayó.

Pese a la eliminación, la tres del mundo se alegró por los próximos días que le ayudarán a superar “realmente” los problemas físicos que arrastra. “Irán a mejor si no juego y descanso plenamente. La cuestión ahora es recuperarse y jugar, pero pienso que teniendo varios días ahora estaremos mejor”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.