Foto: Reuters

El tenista francés Gaël Monfils inauguró su palmarés de la temporada tras derrotar al joven ruso Andréi Rublev (6-2, 6-3) en la final del ATP 250 de Doha, en un partido en el que apenas encontró oposición y que supone el séptimo título de su carrera, el primero desde 2016.

Monfils, que llegó al torneo como invitado, se sobrepuso a su maldición en las finales, en las que presenta un registro de 7 victorias y 20 derrotas, para imponerse con solvencia a la brillante promesa rusa.

El jugador galo, que llegó descansado a la final tras la no comparecencia de Dominic Thiem en la ronda anterior, hizo valer su mayor experiencia en este tipo de citas para superar con solvencia a un Rublev que estuvo muy por debajo del nivel mostrado durante el resto de la semana.

De esta forma, el número 46 del mundo sumó el séptimo título de su carrera. La temprana llegada del primer entorchado del año deja al francés en una posición muy favorable para conseguir algo inédito en su carrera: ganar más de un torneo en una temporada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.