Foto: Reuters

EL presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este miércoles que se presentará a la reelección en unas elecciones presidenciales que se celebrarán antes del 30 de abril, tal y como acordó el martes la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Asumo la candidatura presidencial para el período 2019-2025”, ha dicho el mandatario en un acto con trabajadores del sector transportes, según ha recogido la emisora local RNV.

“No les voy a fallar”, ha asegurado Maduro, agregando que será “el candidato de la clase obrera venezolana”. “Seguiré siendo el presidente de los humildes, de los trabajadores, de las mujeres, de la juventud, de los que aman la patria de verdad, de los que queremos futuro”, ha remachado.

“Tenemos una gran historia, pero somos más futuro que historia, y vamos a conquistar el futuro con Nicolás Maduro. Acepto la candidatura presidencial ante la clase obrera. La acepto. Si ustedes están de acuerdo, podemos darla por aprobada”, ha remachado.

Las palabras de Maduro han llegado apenas un día después de que la ANC acordara que las presidenciales se celebren antes del 30 de abril, a la espera de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) fije la fecha concreta de una convocatoria.

La convocatoria de nuevas presidenciales ha sido una de las constantes reivindicaciones de la oposición para resolver la crisis política y social en la que se encuentra inmerso el país desde hace años y Maduro prometió que habría elecciones en 2018. “Como manda nuestra Constitución”, llegó a decir.

El voluble calendario preveía que dicha votación tuviese lugar en diciembre, pero finalmente el ‘chavismo’ ha recurrido a su órgano legislativo afín para adelantar por sorpresa la cita y hacerla inminente.

“La Constituyente acuerda convocar para el primer cuatrimestre de 2018 el proceso de elecciones presidenciales”, anunció el diputado Diosdado Cabello, ‘número dos’ del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al leer el decreto.

El ‘número dos’ del PSUV aseguró además no va haber “problemas” con “la candidatura revolucionaria”, en la medida en que hay “un solo candidato”, en referencia a Maduro, si bien aún no se había pronunciado sobre su candidatura.

El ‘chavismo’ acudirá a la cita de nuevo con Maduro como abanderado, mientras que la oposición se encuentra dividida por los diferentes criterios que han surgido en estos últimos meses sobre el camino a seguir para hacer frente al Gobierno.

Las últimas elecciones presidenciales datan de abril de 2013, cuando Maduro obtuvo una ajustada victoria frente a Capriles. La oposición logró su triunfo más importante en diciembre de 2015, cuando se hizo con el control de la Asamblea Nacional, un órgano legislativo que el chavismo ha inutilizado con la creación de la Constituyente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.