Fotos: Isabelle Sleijpen

El conjunto mallorquín Voltors afrontaba su primera cita de la temporada en Son Moix ante un gran rival, Valencia Firebats, equipo que ha sido campeón de la máxima categoría en cuatro ocasiones. Los de Juan Serrano lo dieron todo de principio a fin pero el juego desarrollado por los valencianos fue superior y se adueñaron del marcador, 0 a 18. Esta victoria coloca a Firebats como líderes del Grupo A en la primera jornada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (LNFA) Serie A 2018.

Los Voltors CFA iniciaron la semana con la incorporación de los nuevos fichajes, el norteamericano Craig Coffman para el ataque y el alemán Tobias Fuchs para la defensa. Trabajaron duro en las prácticas para lograr la coordinación necesaria entre el nuevo quarterback y el resto de jugadores de ataque y en la defensa. Se buscaba una coordinación ideal para afrontar la primera jornada lo mejor posible. Está claro que las horas de entrenamientos de una sola semana no son suficientes, pero se notó que la intensidad y concentración aumentaban para aprovechar al máximo el tiempo.

Había ganas de que llegase el momento de saltar al campo ante la afición que acude fielmente a Son Moix. Esto se palpaba en el ambiente de cada entrenamiento, meses de preparación y mucha ilusión acumulada por hacer un buen papel entre la élite del fútbol americano nacional.  ​

A falta de 2 días para el inicio de la liga, la parte deportiva se veía eclipsada por la parte burocrática. Saltaba la noticia de la retirada del equipo catalán Imperials de Reus, subcampeones de la pasada temporada, que no han logrado la base económica y una plantilla necesaria para afrontar con garantías la nueva temporada. Es un mala noticia para el fútbol americano, para la competición nacional y en especial para el conjunto de Reus que se ve obligado a tomar tan negativa decisión ante la impotencia de no encontrar los recursos vitales para permanecer en la exigente Seria A. Imperials estaba en el Grupo A de la LNFA Seria A 2018, el mismo grupo de Voltors, Firebats, Dracs y Pioners, que se ven directamente afectados por este contratiempo. Desde FEFA se están realizando las gestiones necesarias para encontrar, junto al resto de clubes de la liga, la mejor solución posible para los equipos que componen el Grupo A.

El mediodía del domingo volvía a ser el mejor momento para disfrutar del fútbol americano y de los Voltors en el campo municipal de Son Moix. Firebats de Valencia, como equipo visitante y favorito para alzarse con la victoria, se presentaba con su uniforme amarillo y negro, con su nuevo entrenador Fernando Altarriba, conocido como Kelly por su etapa de quarterback en el equipo valenciano, y con su fichaje estrella, el quarterback norteamericano Justin Sottilare. Los Voltors saltaban al campo con sus colores habituales, azul marino y naranja, con la plantilla casi al completo dirigida por el entrenador Juan Serrano. Las gradas se poblaban a pesar del aire frío y las nubes, las animadoras fueron las primeras que aguantaron como campeonas el ambiente fresco vivido en el campo. El grupo arbitral realizó el sorteo y el primer saque de la temporada lo realizaban los Voltors. Desde el primer drive​, el juego aéreo fue el protagonista del equipo de ataque visitante, lógico ya que cuentan con uno de los mejores quarterbacks que han jugado en la liga española.

La defensa mallorquina paró en varias ocasiones el efectivo ataque liderado por Sottilare, pero no consiguieron evitar encajar dos anotaciones antes del descanso, un touchdown de pase a recepción de Alejandro Silvestre y otro de carrera a mano de Nayim Mohamed. Por parte del ataque de los locales, no lograron mover con fluidez las cadenas y se veían forzados una y otra vez a realizar el punt.​ Se llegó al descanso con impotencia para Voltors como mostraba el marcador con el 0 a 12, que ponía a los de Juan Serrano contra las cuerdas.

​En la segunda mitad se repetía el guion de la primera. El control del ataque local estaba a cargo de la contundente defensa valenciana que no permitía avanzar yardas a los locales. Con el marcador claramente a su favor y con algo de cansancio acumulado, Firebats se mostraba menos contundente en defensa y algo menos fluido en ataque, haciendo soñar a la afición local con la remontada, pero no fue más que un espejismo ya que no se conseguía llegar a la endzone visitante. En el último cuarto, un gran pase largo del quarterback visitante conectaba con Javier Martínez directamente a la zona de anotación local y puso el definitivo 0-18 en el marcador, la jugada extra tampoco consiguieron anotar.

​Voltors CFA quiere agradecer a todos sus colaboradores, patrocinadores y afición su participación para hacer posible esta tarde de fútbol americano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.