Los tres directivos de BMN, entre ellos el presidente Carlos Egea, han declarado este jueves ante la Audiencia Nacional que no detectaron ni desvío de fondos ni blanqueo de capitales en las operaciones de la antigua Sa Nostra.

Según han explicado fuentes judiciales, los tres directivos, que han comparecido como testigos ante el juez Santiago Pedraz, han explicado, además, que varias de las operaciones realizadas fallaron no por la mala gestión de la cúpula de Sa Nostra sino por culpa de la crisis inmobiliaria y económica.

Respecto a la gestión del Grupo Martín Gual, han explicado que la labor realizada fue la gestión de la transformación de los suelos a los que se habían comprometido y que revalorizaron los terrenos de Son Bordoy.

Cabe destacar que esta investigación denominada ‘caso Sa Nostra’ versa sobre el supuesto desvío de 100 millones de euros entre 2005 y 2010.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.