Foto: Reuters

El piloto Sébastien Loeb (Peugeot) reconoció que no quería ganar este martes para no tener que abrir pista en la quinta etapa, a la vez que destacó que siguió a lo suyo después de ver a Cyril Despres (Peugeot) “parado” y Nasser Al-Attiyah (Toyota) “encallado en las dunas”.

“No queríamos ganar debido a mañana ¡pero me he dicho que si seguíamos perdiendo etapas no íbamos a ganar tiempo! Así que le hemos pisado”, comentó el francés, nueve veces campeón del mundo de rallys, después de su primera victoria en la cuarta etapa del ‘raid’.

Loeb analizó la etapa y los problemas para Despres (Peugeot) y Al-Attiyah (Toyota). “Hemos visto a Cyril parado, lo cual nos ha desestabilizado un poco, y después a Nasser también encallado en las dunas, pero nosotros hemos seguido a lo nuestro. Hemos tenido que buscar varios way-points, pero por lo demás nos ha ido bien”, aseveró.

“He podido atacar porque el terreno era más previsible, o dunas o pista”, añadió el piloto galo, que se pone segundo en la general a 6 minutos y 55 segundos de su compañero de equipo y compatriota Stéphane Peterhansel.

“He disfrutado y al final he conseguido un buen tiempo. Ha sido un buen día, pero creo que será muy complicado para quienes estaban atrás. Si hasta Nasser está parado ni qué decir tiene que quienes tengan coches menos competitivos las pasarán canutas”, sentenció el alsaciano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.