La campaña «Cuidar de Palma no tiene precio» pretende instalar etiquetas en el mobiliario urbano de Ciutat para concienciar a los ciudadanos de su precio y lo que cuesta al erario público su reparación o sustitución.

Una campaña «muy visual, muy urbana y muy de calle» han indicado desde el Ayuntamiento y que espera detener la sangría económica que los actos vandálicos suponen para Palma: «Solo en las últimas semanas» -informó el alcalde Noguera- «se han quemado 20 contenedores y cada uno vale 700 euros».

El tema radica en que los vándalos saben que causan daños y que esos daños tienen un coste económico -sin que ello les impida comportarse de esa manera- con lo que podría darse la circunstancia, por ejemplo, de que al señalar el valor de ese mobiliario urbano se logre el efecto contrario; que «la diversión» consista, precisamente, en destrozar mobiliario urbano a sabiendas del precio exacto y pudiendo medir (léase competir) quien causa más daños.

Por eso, esta semana preguntamos: «¿Cree usted que etiquetar el precio del mobiliario urbano ayudará a evitar el vandalismo?» y la mayoría de nuestros lectores opinan que, efectivamente, esta nueva medida del Consistorio no ayudará a lograr el objetivo deseado  (un 84%) frente al 16% restante que opina en sentido contrario.

2 Comentarios

  1. Nooooooo hombre. Como se va a invertir en personal . La moda ahora es destinar todos los recursos en las redes sociales, para conseguir más ME GUSTA . Que intitules gobiernan por dios

  2. Creo que sería mejor situar parejas de policía local en las calles. Que vayan patrullando, por supuesto a pie, y que sean suficientemente numerosas para que los ciudadanos tengamos la sensación de seguridad. Es bonito ver a la típica pareja de policías haciendo la ronda, a pie, y saludando a la vecina con esa sonrisa tan encantadora, y luego verlos actuar cuando a esa vecina otro día quieren robarle el bolso, atrapan al ladronzuelo y se lo devuelven a la señora: «aquí tiene su bolso señora, somos eficientes y estamos para servirla y protegerla». Daría un empaque a la ciudad el hecho de ver patrullas, a pie, de policías locales que no os podéis imaginar. Pienso que no existiría tanto vandalismo porque los futuros vándalos quedarían impactados por la imagen de la patrulla de policías, a pie, paseando y vigilando la ciudad. Todo, por supuesto, de forma democrática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.