El equipo de matronas del Hospital Can Misses (Ibiza) han asistido durante tres días a un curso para la atención de partos en el agua.

El objetivo era capacitar al equipo de Paritorio y poder hacer efectiva la creciente demanda de las mujeres para esta técnica, según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera.

El curso, en el que han participado 23 matronas, ha tenido una parte teórica y una parte práctica con simulacros en la bañera del Hospital Can Misses que posteriormente han sido analizados en una grabación para comentarlos y extraer conclusiones.

Las docentes han sido dos matronas del Hospital de Inca (Mallorca) con experiencia en los partos en el agua, con buenos resultados en cuanto morbimortalidad maternofetal y satisfacción por parte de las mujeres. Se trata de Carmen Herrero Orenga, y Carmen Alfaro Pozo, ambas Máster en Nutrición y Calidad de los alimentos, Doctorando en Ciencias Biosociosanitarias, profesoras UDC, y profesoras asociadas de la UIB.

Carmen Herrero, además, es Supervisora del Servicio de Partos del Hospital Comarcal de Inca y Tutora de Enfermeras Internas Residentes (EIR) y Carmen Alfaro además es Coordinadora EIR.

Los objetivos específicos del curso han sido conocer toda la evidencia disponible que justifica el uso del agua en el proceso de parto; realizar una selección adecuada de las gestantes candidatas al parto en agua; conocer las distintas opciones de control de bienestar fetal en un parto en agua; detectar posibles complicaciones intraparto que impliquen el abandono del uso del agua en el parto; y por último saber actuar ante cualquier complicación que pueda surgir.

Las matronas asistentes se han formado en los beneficios de la hidroterapia en las distintas fases del parto, hormonas, parto y agua, manejo del preparto en la mujer que desea parto en agua y las acciones previas necesarias con el protocolo de limpieza.

También han analizado la presencia del acompañante en este tipo de partos para conseguir un acompañamiento eficaz y el uso concomitante de analgésicos en el uso del parto en agua.

El supervisor de paritorio, Juan Antonio Rosa, ha valorado esta iniciativa por permitir “dar respuesta a las necesidades y demandas de las mujeres en el parto en agua”.

“De momento la bañera del Hospital Can Misses se usa como método analgésico en aquellas mujeres que lo solicitan, y hemos constatado un gran resultado por la satisfacción de las mujeres que lo han utilizado en las encuestas posteriores al parto”, ha apuntado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.