Foto: Reuters

La administración kurda de la región siria de Afrin ha pedido al Gobierno central que envíe a sus tropas para colaborar en la defensa de la zona frente a la ofensiva lanzada por Turquía, en un llamamiento inédito para implicar al régimen de Bashar al Assad en esta crisis.

“Pedimos al Estado sirio que cumpla sus obligaciones soberanas con Afrin y proteja sus fronteras con Turquía de los ataques de la ocupación”, ha reclamado la administración kurda, en un comunicado en el que directamente ha abogado por “desplegar a las Fuerzas Armadas” sirias.

Turquía inició el 20 de enero la ‘Operación Rama de Olivo’ para expulsar de las zonas fronterizas a los milicianos de las Unidades de Protección Popular (YPG), un grupo kurdo al que Ankara cataloga de terrorista equiparándolo con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

Las Fuerzas Armadas turcas han confirmado este jueves que, desde el inicio de la ofensiva, ya han sido “neutralizados” más de 300 “terroristas”, entre los que se contarían miembros de las YPG, del PKK y también de Estado Islámico, según un balance recogido por la agencia de noticias oficial Anatolia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.