La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha condenado a la empresa SSG (Servicios Socio-Sanitarios Generales) a abonar a sus trabajadores las pagas extraordinarias del año 2013, 2014 y 2015. Se trata de una compañía a la que el IB-Salut adjudicó el servicio de asistencia programada a enfermos y discapacitados. Casi 200 trabajadores se verán beneficiados por esta sentencia.

La empresa había dejado de ingresar las pagas extraordinarias a sus trabajadores acogiéndose a la disposición transitoria primera del convenio colectivo. Alegó que había sufrido una reducción del contrato con el IB-Salut superior al 10%, lo que permitía tomar tal decisión. Dicha reducción fue ratificada por la comisión paritaria del convenio en la que se encontraban los Sindicatos UGT y CCOO.

El sindicato CGT impugnó la decisión empresarial considerando que la reducción del contrato por parte del IB-Salut no había alcanzado el 10%. El Tribunal Supremo ha confirmado ahora que la reducción habría sido del 2,91%, muy alejada del umbral requerido por el convenio colectivo. De esta forma, ha condenado a la adjudicataria al abono de las pagas extras de estos tres años.

Esto supondrá que los casi 200 trabajadores que prestan sus servicios como conductores de los servicios programados del 061 cobrarán las cuatro pagas extraordinarias que la empresa dejó de abonar.

Contra esta sentencia no cabe recurso alguno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.